septiembre 10, 2020

¿Cómo ahorrar en el consumo de aire comprimido en su fábrica?

OSHA-standard-EU-Directive

Ahorro energético en consumo de aire comprimido

La gran mayoría de las empresas industriales utilizan aire comprimido para aplicaciones como el secado o la limpieza de superficies. El aire comprimido es una forma de almacenamiento de energía debido a su capacidad de ser comprimido. La producción de aire comprimido es generada principalmente por energía eléctrica a través de un compresor.

Debido a la gran cantidad de energía eléctrica necesaria para producir aire comprimido, es importante estudiar cómo reducir su consumo.

¿Qué parte del consumo energético es de aire comprimido?

En la industria más del 10% de la electricidad consumida se destina a la producción de aire comprimido y aunque varía según el sector, en algunos casos puede alcanzar hasta el 30% de la energía eléctrica utilizada.

En la industria más del 10% de la electricidad consumida se destina a la producción de aire comprimido y aunque varía según el sector, en algunos casos puede alcanzar hasta el 30% de la energía eléctrica utilizada. El resto de los costos incluyen la inversión inicial, el mantenimiento y los costos de instalación.

Cost split

La eficiencia energética de una instalación de aire comprimido es muy baja, ya que de la energía total consumida solo 8% ~ 10% se convierte en energía útil capaz de utilizarse en aplicaciones de limpieza o soplado. El resto de la energía se pierde en compresión, regulación, enfriamiento, deshumidificación, fugas en equipos y tuberías.

Además del aire comprimido generado por las unidades de compresión, se estima que el 50% se utiliza en componentes no productivos, como fugas y usos inapropiados del aire comprimido.

¿Como disminuir los costos de explotación del sistema?

Cuando se trata de ahorrar en costos operativos, hay varias medidas que se pueden tomar. Una instalación se puede dividir en dos partes fundamentales.

  1. La producción, que incluye compresores y tratamiento de aire.
  2. La demanda, que incluye distribución, sistemas de almacenamiento y equipos de uso final.

La coordinación adecuada de la producción y la demanda conduce a una reducción de los costos.

Hay varias formas de hacer una instalación más eficiente y reducir los costos operativos.

Oportunidades de ahorro en una instalación de aire comprimido

  • Control de fugas

Hay diferentes tipos de fugas en una instalación, la mejor manera de evitarlas es practicar un mantenimiento frecuente. Se considera “una instalación en buen estado” cuando las fugas implican hasta el 10% de la producción.

  • Control de la entrada de aire del compresor

Para un mejor rendimiento del compresor, es conveniente que el aire aspirado esté limpio y frío. Dado que el aire aumenta en volumen específico con la temperatura, cuanto más frío es, más aire entrará en el compresor, mejorando así su rendimiento.

  • Recuperación de la energía térmica

Debido a que el proceso de compresión produce calor, puede ser extraído por un circuito de enfriamiento y reutilizado para otro proceso.

  • Aplicaciones ineficientes

Hay partes de la instalación que están obsoletas o que con una inversión reducida podrían reducir en gran medida el costo de explotación. Este es el caso de las boquillas técnicas de soplado, si en lugar de usar un tubo, usamos boquillas diseñadas para cada aplicación, hacemos que el sistema sea más eficiente reduciendo sus costos.

¿Por qué usar las Boquillas técnicas de soplado IKEUCHI?

Las boquillas de soplado técnicas IKEUCHI se han desarrollado para maximizar la eficiencia de soplado. La amplia gama de modelos dentro de cada serie ofrece la posibilidad de elegir la boquilla más adecuada para cada aplicación, optimizando la fuerza de soplado y el flujo de soplado requerido. Este diseño integral implica una reducción de costos en aire comprimido y un control de la precisión de soplado de cada aplicación.

Cuando soplamos con un tubo de escape libre, la distribución de la fuerza de soplado es irregular y el flujo es turbulento, lo que resulta en un soplado ineficiente. Esta pulverización ineficiente supone un soplado irregular que disminuye la calidad de cada aplicación.

El gráfico muestra la diferencia en la distribución de la fuerza de soplado entre un tubo abierto, gráfico azul, y una boquilla de la serie TF-R, gráfica negra.

Además, otra gran ventaja del uso de las boquillas de soplado técnicas IKEUCHI es su menor consumo de aire comprimido en comparación con un tubo de escape libre, reduciendo en gran medida los costos operativos de la instalación.

Las boquillas IKEUCHI de la serie TF-R son capaces de reducir el caudal de aire comprimido entre un 79% y un 91%.

No solo reducen el consumo de aire comprimido, sino que nuestras boquillas de aire ofrecen una distribución de flujo uniforme, mejorando la eficiencia de la aplicación. Por lo tanto el beneficio es doble, reducción de los costos de energéticos y aumento de la productividad.

Me gustaría reducir los costos de mi instalación